Subí las escaleras y llegué al salón.YO mire atrás y vi el joven de la entrada se agazapo para mirar por debajo de la faldas mientras subía los escalones, yo sonrie , el dijo -tiene un buen culo ...fui al baño hice pis..y me limpie bien coño miré el cuarto de baño, con un bidet y todo estaba muy limpio.pues es lo primero que hago cuando llego a un hotel, todo estaba muy limpio.Al rato comencé a maquillarme vestirme , me puse Collar de Cuero para Sumisión
un exquisito collar de cuero liso en color negro, con interior forrado y costuras al tono. Un accesorio de lujo, con la palabra “slave” en letras metálicas decorando el centro del collar con una calavera , provisto de cierre ajustable mediante corchetes metálicos en la zona de la nuca. Una pieza ideal para prácticas de sumisión que tus esclavos agradecerán llevar puesta, me puse nerviosa y dudé si continuar, pero estaba muy excitada y eso me empujó a continuar.Cuando me baje el micro vestido y mi corazón latía a tope. Terminé de vestirme los pechos se salian al dar cada paso y me arreglé el pelo, me puse la peluca roja ,me maquille muy exageradamente ,me pinte los ojos y con un lápiz de labios de color rojo me pinte mis grandes labios de comepollas , me subi la falda y vi mi coño me lo depilado con el aro y tatuaje de una forma peculiar es como la marca del puticlub en forma la parte de la raja era parte central del la whore en ingles en español puta . Me miré en el espejo y me dije es una locura pero tengo que hacerlo para olvidar esta fantasía.Vi como la falda del vestido según ,si me movía las caderas mucho se me subía la falda hasta los labios del coño,resaltadas por mis largas piernas y las sandalias de tacón alto y por detrás al limite de las nalgas era un escándalo.Cuando bajaba por las escaleras me encontré a una pareja que subía y tuve que apartarme para dejarlos pasar. Ella era extranjera era brasileña y era muy atractiva. El recepcionista me miró con descaro cuando pasé por delante de él en dirección al bar, pero no me importó, pues estoy acostumbrada a que me miren los hombres de esa forma.El bar estaba bastante oscuro, iluminado con luces tenues y de color rojo pero se veía bastante bien. Era bastante grande, con una gran barra en forma de ele en una esquina y mesas pegadas a las paredes. En el centro había una pequeña En las mesas no había nadie, en la barra había dos grupos, bastante cerca uno del otro, hablando bastante alto. Me alejé cuanto pude y me senté de espaldas a ellos en un taburete. El camarero se acercó, le pedí una vodka con coca-cola y antes de que me la trajese se me acercó un hombre.
Lo miré sorprendida: era un hombre bastante guapo, de poco más de cuarenta años, no era muy corpulento, pero tenía unos brazos muy fuertes, y vestía con pantalón y camisa de zara.Las putas me miraba ,algunas eran unos bombones otras no alguna ,miraba desafiándome ,hasta el de la puerta era la esclava del VERDUGO.
él me miró de arriba abajo, especialmente abajo, pues la falda apenas me tapaba la raja. Cuando dejé el vaso en la barra él puso su mano en mi muslo ,después me medio los dedos en la raja y después cogió la cremallera y la bajo dejando mi pechos a la vista metio la mano dentro del vestido acariciando los pezones y ademas pellizcando los pezones erguidos,estirando los aros,de los pircing,y me preguntó:¿Cuánto el polvo?
Tardé unos segundos en reaccionar, él repitió la pregunta porque supuso que no le había entendido.Le dije que esperaba otro cliente y me fui a bailar a la pista de baile, con luces giratorias, pero a aquella hora no había nadie bailando.AL rato interrumpió un grupo de ALBAÑILES que entraron en el bar y se me acercaron. Eran cuatro .Dos eran jóvenes,uno era negro y alto como mi fantasía de unos treinta años y los otros dos pasaban de cuarenta. No era necesario animarlos porque ya venían animados, pero mi compañera, los provocó de palabra —preguntándoles si nos iban a echar un polvo— y con hechos —pues, como llevaba una minifalda de vértigo y un vestido escandaloso y estaba sentada en el taburete, todos se nos veían las raja abierta , y a uno de los hombres, el que se veía más lanzado, le tocó el paquete. Yo apenas hablaba y el más descarado de los cuatro me preguntó si el gato me había comido la lengua, mi compañera salió en mi defensa y dijo que era tímida, y entonces el hombre se acercó a mi y metió su mano entre mis piernas. Cerré las piernas pero sentí el roce de sus dedos en mis interior. - Abre las piernas. – me dijo el hombre en tono casi amenazador. Abrí un poco las piernas, lo suficiente para que pudiese tocar un poco y cuando lo hizo le dije: soy la esclava del VERDUGO, se marcharon al paso ligero,vino un joven moreno su nombre era PABLO con las ordenes del verdugo y un amigo no te cortes, déjalo, sigue restregándote el coño contra la
colcha, ¿te da gusto?
¡Pero tú siguenos, no te preocupes ,me llevaron a un reservado redondo con barra americana , con sofa redondos y con seis hombres con mascadas semi desnudos
–Por favor –dirigí la cabeza en dirección a su voz e insistí
por última vez, al borde de las lágrimas–, por favor,En cuanto entramos en la reservado, el mayor de los dos, metió la mano debajo de mi falda y tocó mi coño desnudo , Lo aparté suavemente y me pagaron 250 euros le dije que me no pagasen. Me dieron el dinero y me dijo a las putas siempre las pagamos..., volvió a meter la mano en mi coño.
Pablo, por favor...quiero marchame os lo ruego,EL VERDUGO que pague la puta
Entonces, unas manos me aferraron con violencia por
la cintura y me dieron la vuelta en el aire.me quitaron el vestido, quede desnuda delante de esos cerdos, Sus dedos se
hundieron de nuevo en mi cuerpo y me atrajeron deprisa
hacia delante. Cuando por fin empezó a penetrarme, volvió
a decirme que me quería follar a la puta . Lo repitió varias veces, en
, mientras me conducía hasta mi propia aniquilación. Pero ellos aún no tenían bastante.Me penetraron por turnos, a intervalos regulares, uno
tras otro, de forma sistemática y ordenada. Después, el que
amigo, Le pedí que me sujetara, porque las piernas
me temblaban, y lo hizo, me ayudó a caminar unos
pasos y entonces escuché la voz de Pablo, quédate ahí, me
dijo Él era el único que había hablado todo el tiempo, el
otro aún no había despegado los labios, y yo seguía sin
verle, presentía que si el placer no hubiera sido tan intenso ya
me habría estallado la cabeza de dolor.
Pablo se colocó detrás de mí y me ató las manos.
–Súbete encima de él.
Sus brazos me guiaron, me arrodillé primero encima
de lo que supuse que era una especie de chaise longue corta
y muy vieja, tapizada de cuero oscuro, procedente del
mobiliario del viejo puticlub. El desconocido
me cogió por la cintura y me situó encima de sí.
Una de sus manos sostuvo su sexo mientras con la otra me
ayudaba a introducirme en él. Luego, ambas recorrieron
mi cuerpo durante un breve, brevísimo período, tras el cual
hicieron presa en mi trasero, amasando ligeramente la carne
antes de estirarla para franquear un segundo acceso a
mi interior. Estás muy cachonda. – me dijo al notar la humedad de mi sexo.
Vaya, esta noche vamos a tener un fin de fiesta de gala,
pensé, mientras me admiraba de la tranquila naturalidad
con la que ambos, Pablo y el otro, se repartían mi cuerpo uno coño el otro culo
a partes iguales, como si estuvieran acostumbrados a compartirlo
todo. Y enseguida fui penetrada por segunda vez.
El cuerpo del desconocido se tensó debajo de mí, sus
manos modificaron mi postura, me obligó a tumbarme
encima de él al tiempo que levantaba mis brazos para que
apoyara las manos en el respaldo. Luego se quedó quieto.
Sólo entonces Pablo comenzó a moverse, muy despacio
pero de forma muy intensa a la vez. Sus acometidas me impulsaban
contra el cuerpo del otro hombre, que me alejaba
después de sí, las manos firmes en mi cintura, para facilitar
un nuevo comienzo, y mientras el ritmo de la penetración
se hacía cada vez más regular, más fácil y fluido, advertí
que mi anónimo visitante abandonaba su pasividad inicial
para elevar todo su cuerpo hacia mí, de forma casi imperceptible
al principio, con progresiva nitidez después,
aunque siempre con suavidad, acoplándose sin dificultades
a la frecuencia que Pablo marcaba desde atrás. Sus
sexos se movían a la vez dentro de mí, y yo podía percibir
la presencia de ambos, sus puntas de las pollas erectas , se tocaban, se rozaban através de lo que sentía como una débil membrana, un leve
tabique de piel cuya precaria integridad parecía resentirse
con cada contacto, y hacerse más delgado, cada vez más
delgado. Me van a romper, pensaba yo, van a romperme y
entonces se encontrarán de verdad, . Al sentirla entrar creí tener un orgasmo, pues un escalofrío recorrió mi espalda. el uno con el otro, me
lo repetía a mí misma, me gustaba escuchármelo, van a
romperme, qué idea tan deliciosa, la enfermiza membrana
deshecha para siempre, y su estupor cuando adviertan la
catástrofe, sus extremos unidos, mi cuerpo un único recinto,Sentía mi raja completamente abierta y mi vagina palpitando.
- Seguimos. – me dijo y comenzó a moverse del mismo modo. Cerré los ojos y volví a gemir de placer
uno solo, para siempre, me van a romper, seguía pensándolo
cuando les avisé que me corría, no solía hacerlo
pero aquella vez la advertencia brotó por su cuenta de mis
labios, me voy a correr, y sus movimientos se intensificaron,
me fulminaron, no fui capaz de darme cuenta de nada
al principio, luego noté que debajo de mí el cuerpo del
desconocido temblaba y se retorcía, sus labios gemían, sus
espasmos prolongaban mis propios espasmos, entonces,
desde atrás,Y volvió a metérmela hasta el fondo de tu bonito culo , martillaba mi ano ,ademas sus huevos chocaban con nalgas , se corrio dentro de mis entrañas sentía la leche caliente en mi interior, mi agujero quedo lleno de semen saliendo a borbotes. Entonces el compañero se subió encima sofa, se sentó a horcajadas sobre mi pecho y puso su polla sobre mi boca. una mano arrancó el pañuelo que me tapaba los
ojos, pero no los abrí, no podía hacerlo todavía, no hasta
que Pablo terminara de agitarse encima de mí, no hasta que
su presión se disolviera del todo.
Después permanecimos inmóviles un momento, los
tres, en silencio.Despues del mejor polvo de mi vida ,vino como un salvaje el VERDUGO , me cogio por los pelos y me arranco la peluca pelirroja , agarro mi melena rubia y me arrastro hasta la barra americana ,me ato mi collar a la barra con una cadena de perro ,despues me ato mis muñecas con unas esposas metalicas, bien apretadas , la espalda y me puso de rodillas.Cuando éste cesó se me acercó una persona que me tomó por el pelo y estiró mi cabeza aún más para atrás y me puso el bocato que mantenía mi boca abierta,algo me lo impedía y me dolía la quijada. Tenia algo en mi boca que me impedía cerrarla. La tenía exageradamente forzada a estar súper abierta al máximo. No podía hablar o ni siquiera hacer algún ruido.A la vez que en voz baja y acento pastoso me advirtió que si gritaba pidiendo auxilio me mataba.No sentía ni brazos ni piernas y me dolían los dedos de los pies. Tenía la boca seca. De repente empecé buscar con la mirada y tratando de soltarme quise mover mi cabeza y algo me tenía con la barbilla casi apuntando al techo,Me hizo retorcer del dolor. No me atreví a sollozar ni gritar ni quejarme. Pija MUEVE LA CABEZA PARA CONTESTAR




– Vamos a comenzar de nuevo, dijo. Volvió a preguntarme tomándome del cabello con más fuerza: ¿Eres una puta?




– Sí.




– ¿Por eso te vistes así y me trajiste con la verga parada todo el tiempo?




– Sí.




– ¿Te gusta provocar a los hombres y a las mujeres con tu forma de maquillarte, vestirte, hablar y caminar?




– Sí.




– ¿Por qué te vistes así?




– Porque soy una puta, una puta que se vende al mejor postor, sí, sí, sí, al mejor postor…




– ¿Te gusta el dolor?




– No… Me dio una bofetada que me hizo recordar que era capaz de todo…




– ¿Te gusta el dolor?




– No…




Me contestó en tono sarcástico, a la vez que se reía, y me decía cuando termine con tu tratamiento vas a amar el dolor, perra. Me dijo “voy a empezar y cuando te guste tú solita me dices, si puedes, porque te ahora te haremosentia como mi vagina que habia estado un buen tiempo sin ser penetrada, se rellenaba con un gran trozo del pene de mi VERDUGO una polla monstruosa despues puso valelina en mi agujero de mi ano y puso los dedos girando lentamente despues encaro su pene ,Al momento sintió que la polla del crecía mas y sentía que ingresaba una glande como una naranja en mi ano , dio un grito de dolor salvaje y placer, porque sintió oleadas de semen caliente que chocaban e inundaban el fondo de mis entrañas y también por ser una experiencia sexual muy diferente a su imaginación “mmm asiii…” empece a gritar como puta mientras el perro me la metia mas y mas, grite como si fuera la primera ves que lo hacia, y el macho alfa bombeaba con fuerza, de atras para adelante, como loco, y a a una velocidad impresionante que no pude aguantar mas y me volví a correr y el seguía y seguía y cada vez me hacia gozar mas y mas ,iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii sssssssssigue hazme tu perra favorita, de pronto empezó a empujar mas adentro su pene y senti como su punta me reventaba mi interior trataba de meterse, yo estaba muy excitada y empuje mis nalgas contra su bola para que entrara, sentí que me partía ,me cogia el pelo que casi me arranca ,lloraba de dolor, apretaba mi cuello me humillaba pegaba mis nalgas con fuerte palmadas .....pensaba que me partia en dos .EL VERDUGO bién debía gozar de a mi, de pronto sentí que estaba toda metida yo empece a sacudirme a su vaiven mientras sentia como su pene crecia y crecia, mi ano estaba tan lleno y se sentia delicioso “aaaaa…. asiiii asi siiii mi reeyy” le decia mientras un orgasmo llegaba, y cuando llego, grite... grite como perra en celo mientras mi cuerpo convulsionaba poseido por el placer, me sacudi como loca mientras salian chorros de mi ano, y el VERDUGO se movia loco de placer, en eso senti su enorme POLLA en la entrada de mi CULO luchando por entrar, gemi de placer,pensaba al no poder gritar “metemela… metemela toda” le dije, y senti como su bola empezo a entrar, el HIJO PUTA empezo a aumentar su fuerza, y me la metio toda, yo grite mientras las lagrimas salian de mis ojos, y sentia como mi culo se llenaba por completo MOJADA y el placer llegaba en oleadas gigantescas, empece a convulsionar como loca mientras le gemia toda cansada , PENSABA“dame mas… dame mas mi nene destrozame hazme tuyaaaa…”, y senti como mi CULO empezaba a tener contracciones mientras el NEGRO bombeaba,sus huevos chocaban con mis nalgas intente gritar con toda mi fuerza senti como el VERDUGO se aceleraba, mis nalgas queria explotar, era delicioso pero extremo, grite como puta pidiendo clemencia, sentia que tanto placer me mataria, y el perro bombeaba sin compasion cada vez mas rapido, entonces empezo a eyacular, senti como su caliente semen me inundaba las entrañas, gritee… con todas las fuerzas que me quedaban, mientras que un orgasmo maravilloso me quitaba todas las fuerzas, y el , y el VERDUGO seguia bombeando como locomotora que nunca pararia, mientras yo me sacudia exhausta y los orgasmos venian uno tras otro, asta que no pude mas, senti que el aire me faltaba, pero los orgasmos continuaban le grite, “paraaa… para por favor… no puedo mas, me mueroo..” , el empujo con mas fuerza hasta que sentí su leche calientita que llenaba mi AGUJRO,quede con los ojos en blanco semi inconsisten el se quito de encima y quedamos abotonados ,despues tendras un BUKKAKE de esplico putón: una práctica de sexo en grupo, donde una serie de varones se turnan para eyacular sobre una persona, ya sea varón o mujer. Por lo general, al finalizar la persona sobre quien se eyaculó se traga el semen, vaciado previamente en un vaso u otro elemento similar. Normalmente tiene grandes connotaciones de humillación sexual. También es muy frecuente que eyaculen en su rostro.El origen de esta práctica sexual se remonta a la era dinástica japonesa (en torno al siglo VII a. C.), cuando se empleaba el bukkake como castigo sexual a una mujer; comúnmente, se usaba esta práctica para castigar delitos de infidelidad. La población japonesa sostenía el pensamiento de que si la mujer se deshonraba a sí misma entregándose a otro hombre, esta debería ser humillada sufriendo al maximo.EL VERDUGO vino cogio su pene introducía su miembro en la boca violentamente su polla en la boca con las venas casi explotaban me cogia por el pelo y me follaba la boca ,notaba el pircing de su polla en la campanilla ,pensaba que su pollon se saldria por mi nuca ,me lleno de caldo blanco.. salian por los lavios y me caia el semen porla barbilla hasta los pechos ...(tragarselo todo puta , mala puta ah ah ah ahh),casi me ahogo ,Cada vez estaba más empapada de semen en la cara y el cuerpo la falda del mini vestido manchada gotas de leche y como si estuviera totalmente borracha de sexo, noté como de repente tenía un miembro en las amígdalas, luego otro de hombre , mientras otros dos rozaban con sus miembros mi cabeza. Mis cabellos se liaban cada vez más con sus miembros y el resto miraba la escena masturbándose efusivamente. Cada vez estaba más mareada por el calor y como si estuviera totalmente borracha, noté como de repente tenía un miembro en las amígdalas, luego otro, luego otro y cada tres minutos tenía uno diferente ahogándome. Me entraban arcadas cada dos minutos y totalmente extasiada empecé a notar como mi cara perfectamente maquillada empezaba a ser la diana del éxtasis de todos aquellos cabrones…Empezó a correrse mi rímel, mi pintalabios color carmín…Estaba presenciando ese increíble bukake a través de los espejos medio empañados por el calor. Hasta el sudor de aquellos tíos había calado en los poros de mi piel tostada del sol,Así me dejaron por espacio de aproximadamente de media hora despues .En esta experiencia aprendí de todo. Me hice multiorgásmica, si es que ya no lo era, y me hice muy puta, obviamente por placer, y que cubran mis gustos masoquistas, que me hagan de nuevo revivir la experiencia, sólo que esta vez con hombres a mi gusto.




Después de lo que me pasó le perdí el miedo a todo lo más malo que me pueda ocurrir. En esta experiencia aprendí y conocí todo tipo de aparatos para someter, castigar y torturar sin dejar rastros, todos castigos y humillaciones y posiciones incómodas o humillantes que dejan totalmente expuesto el. Me liberaron, ya pasadas las 05:00 de la noche, me dieron mi ropa que usé en el noche , arrugada con mancahas de semen, no me dejaron bañarme,sali salon con semen por todo el cuerpo , Al abrir la puerta….Madre mía, ahí estaban ocho tremendos hombres, con un par de putas, la mayoría con calientes y borrachos mirándome con cara de de asombro ,pensando : A ESTA PUTA LE HAN DADO CAÑA... Al poco tiempo, las miradas de esos hombres se fueron clavando en mis pechos manchados de semen , en mis piernas que la leche seca caia por falda del vestido, en mi cara y fueron convirtiéndose en miradas lascivas. Estaba sola con esos cabrones desnudándome con sus ojos y esa situación estaba mojándome cada vez más, hasta el punto que noté como me bajaba la lívido hasta el coño y no pude aguantar más la tentación de ser una sumisa ,llegue al coche y me puse a llorar desconsolada 20 minutos de la humillacion -que a las putas no les pasa y me fui a casa llorando todo el trayecto...